Corpozuleta (Medellín)

Comprensiones comunes del grupo de estudio Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta

POR: Aura María Rendón Lopera – Secretaria y coordinadora de procesos de formación lectora y en ciudadanía crítica
Diana Lucía Villegas Álvarez – Voluntaria y participante de procesos formativos e investigativos de CorpoZuleta
Medellín – Antioquia

La Corporación Cultural Estanislao Zuleta es fundada en el 2007 por un grupo de personas que provienen de diversos campos disciplinares, la mayoría profesionales o estudiantes universitarios. Su convergencia en esta iniciativa organizativa se da a partir de dos procesos: el primero, el Seminario de literatura El amor y la muerte Luis Antonio Restrepo, que contaba para ese entonces con 19 años de trabajo sostenido y, el segundo, la realización de una investigación sobre la labor intelectual de Estanislao Zuleta con la Universidad Nacional, en la que participaron algunos estudiantes de pregrado y posgrado de dicha institución, también miembros del seminario de literatura mencionado antes, liderados por Carlos Mario González.

¿Por qué razón la organización toma el nombre de Estanislao Zuleta y no otro? Esta es una pregunta que no solo tiene vigencia para el momento de la constitución legal, sino que se ha sostenido a lo largo de estos años de labor cultural, en tanto quienes hacemos parte de la organización hemos buscado guardar una coherencia entre nuestros objetivos, lo que hacemos y cómo nos llamamos. Si bien el nombre de este pensador colombiano fue asumido porque se buscaba divulgar su obra, la principal razón fue porque quienes se aproximaron a ella – durante la investigación – vieron la necesidad de abrir los otros espacios formativos que venían realizando a una población más amplia. De este modo, personas externas a ese círculo social también podrían conocer y participar de dichos procesos. Esa apertura se ha considerado como un impulso del legado intelectual de Estanislao Zuleta, pues su vida estuvo dedicada a propiciar una aproximación con los saberes humanos y la literatura como herramientas para asumir los problemas de la cotidianidad de cualquier persona. Otra de las principales apuestas de CorpoZuleta ha sido el ejercicio de la conversación en sus espacios formativos, pues a través de ella – que siempre fue muy valorada por Zuleta – consideramos que es posible aportar a la transformación de nuestra tendencia a asumir el conflicto y la diferencia desde la violencia o la negación del otro. Reacciones que solemos tener cuando se nos contradice o cuestiona en nuestras afirmaciones más profundas. Así, nuestros procesos, con las renovaciones que han tenido, han buscado formar en el ejercicio de una palabra propia y pública, de modo que quienes participamos de ellos nos escuchemos, podamos rebatirnos con argumentos o cambiar una postura que considerábamos acertada, y todo esto es necesario para ser unos ciudadanos más democráticos. Las anteriores serían las razones más relevantes por las que adoptamos el nombre de Corporación Cultural Estanislao Zuleta. En todo caso no son las únicas, pues también son muy valiosos otros aportes que hizo desde su concepción de la lectura, del conocimiento, del pensamiento, del ser humano, y otros, que son fundamentales para nuestro hacer.

Es importante aclarar que, a pesar de compartir una apreciación del legado de Estanislao Zuleta, el conocimiento que los miembros tienen de su obra ha sido distinto, siendo algo más evidente en los primeros años de existencia organizativa, ya que con la ampliación de la base social iban llegando personas que nunca habían leído nada de este pensador colombiano. Esta relación diferencial con la obra de Estanislao se empezó a notar como un problema en las discusiones en que saltaba la pregunta por el sentido y la coherencia de los proyectos que la organización sostenía y la pertinencia de los nuevos que emergían a partir de iniciativas individuales.

Lo anterior sucedió a pesar de que la organización contó en los primeros años posteriores a su fundación con un espacio de divulgación de la obra de Estanislao Zuleta, en el cual se hacían exposiciones y conversatorios de sus principales obras. En parte, porque muchos miembros no podían asistir a este grupo de estudio, o daban prioridad a su participación en otros procesos, por lo que con este no se logró un conocimiento más conjunto sobre la obra de Zuleta. Por estos motivos, en 2010, como parte de una crisis organizativa, se asume colectivamente la creación de un espacio de lectura y estudio de la obra de Estanislao Zuleta de carácter obligatorio para sus miembros. Este se sostiene bajo la metodología de Seminario hasta el 2012, años en los que se lee de forma conjunta algunas de sus obras. A partir de una crisis en dicho Seminario, en buena medida por la exigencia de unas lecturas que no iban al compás de los diversos intereses que tenían los miembros en relación a los campos de saber que Zuleta abordaba, desde el 2013 dicho espacio pasa a ser el Grupo de Estudio Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta, que sosteniendo una rigurosidad en la lectura de los textos, se flexibiliza para posibilitar que los miembros de la organización se sigan aproximando a la obra de este pensador de acuerdo a sus principales intereses, sosteniendo algunos espacios para la lectura y conversación conjunta. En los últimos años el Grupo de Estudio se ha seguido transformando, sosteniendo y renovando el vínculo con el pensador que nombra nuestra organización, con la labor cultural y formativa que nos hemos propuesto y con quienes la agenciamos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *