Leonardo Jiménez

Buen conocer

El bienvivir se caracteriza en su dimensión de buen conocer como posibilidad de emancipación de las comunidades y de los territorios oprimidos por los modelos de desarrollo urbano y el avance del capitalismo cognitivo; se trata de un buen conocer que conlleva al empoderamiento de otra perspectiva de relacionamiento con el conocimiento no privativa.

El bien conocer exalta el valor intangible (histórico, cultural, experiencial) de los saberes situados, aportando a la recuperación de los saberes ancestrales y locales de las personas, adquiridos a través de la experiencia.

En la construcción colectiva del Bienvivir no hay lugar a la privatización, por esta razón las sociedades del Bienvivir se resisten y luchan para detener la sobreexplotación de los recursos naturales y del suelo urbano.

El principio de comunidad del Bienvivir es el de los bienes comunes, diferenciando bienes comunes finitos (los recursos naturales) y bienes comunes infinitos (el conocimiento).

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tejidos recientes